Garantía de interiorista

La figura del interiorista es clave en la personalización de un espacio, desde el asesoramiento inicial, hasta la ejecución del proyecto. Sus conocimientos, tanto técnicos como estéticos, hacen esta figura imprescindible en la concepción de un ambiente a la medida de las personas que harán uso.

La atención a los detalles, la selección de los materiales más indicados, tanto de mobiliario, como de acabados, el conocimiento del mercado, así como el control del presupuesto, lo convierten en el profesional ideal para coordinar todos los agentes que intervienen en la obra de principio a final. Gracias a su intervención, se consigue un resultado personalizado, a la vez que armónico y decoroso.

Proyecto de interiorismo y control total del presupuesto
El decorador/diseñador de interiores es el profesional capaz de realizar un proyecto de interiorismo siguiendo las condiciones legales de aplicación, lleva un control total del presupuesto, evitando posibles desviaciones y minimizando el riesgo a causa de los cambios imprevistos. Para elaborar un proyecto definitivo, primero hay que partir de un estudio de las necesidades, a partir del que se redacta un anteproyecto y una vez supervisado este por el cliente, se puede confeccionar el proyecto final. Por lo tanto, el proceso de trabajo tiene dos fases:

Anteproyecto: 
Es el documento que se elabora en función de las necesidades detectadas.
Proyecto: Es el documento final, que incluye mediciones, y a partir del que se puede presupuestar y ejecutar la obra.

Coordinación de todo el proceso, garantía de eficiencia final
El interiorista se ocupa de la coordinación, supervisión y seguimiento de todo el proceso de ejecución del proyecto, desde el asesoramiento en la selección de los materiales y del mobiliario o de los proveedores, hasta la ejecución final. Esta gestión le permite al cliente despreocuparse de todo el desarrollo del proyecto y le evita una gestión, que a veces se puede transformar en descoordinación entre industriales o administración, y que encarece y alarga la ejecución de una obra hasta convertirla en complicada.

Sello profesional
El visado colegial certifica que el diseñador/decorador que firma el proyecto está colegiado –y, por lo tanto, es un profesional autorizado- y que lo ha realizado de acuerdo con la normativa vigente. 

patrocinadores
colaboradores
formamos parte de
entidades